Macedonia se prepara para las elecciones

Mañana se celebran las séptimas elecciones parlamentarias desde que el pequeño país balcánico se separó de Yugoslavia en 1991. Estas elecciones se iban a realizar el 12 de abril, pero se pospusieron por el Covid-19. Inicialmente propusieron el 5 de julio como la fecha indicada, pero finalmente aceptaron posponerlas al 15 de julio. Estas son las terceras elecciones en los Balcanes desde la pandemia; la primera fue el 21 de junio en Serbia y la segunda fue el 5 de julio en Croacia.


Como todos los años, se presentan favoritas dos coaliciones: la SDSM y la VMRO-DPMNE. Desde las primeras elecciones de este país, hace 28 años, el gobierno ha sido liderado por una de estas dos coaliciones. SDSM, el actual gobernante, ha liderado la nación 13 de estos 28 años mientras que VMRO-DPMNE ha gobernado 15 años.


La coalición SDSM es una alianza socialdemócrata, progresista y europeísta. Gobierna desde el año 2017 y en estos tres últimos años se ha centrado en intentar entrar en la Unión Europea y en la OTAN. Para conseguirlo, firmaron un tratado de amistad con Bulgaria y se cambiaron el nombre de Macedonia a Macedonia del Norte en el llamado acuerdo de Prespa para así, finalizar la larga disputa con Grecia por el nombre. También favorece a una unión entre el pueblo macedonio y el pueblo albano que vive en Macedonia y que representa un 25% de la población total. Estas elecciones mostrarán si el pueblo está satisfecho con estas medidas y también la manera que SDSM ha actuado contra la pandemia. En las últimas elecciones consiguieron 54 escaños.


Por otro lado, la coalición VMRO-DPMNE es conservadora, nacionalista, más reacia a la adhesión con la UE y más partidaria de aliarse con Rusia. Obviamente, no está de acuerdo con el tratado de Prespa y no es tan amigable con la etnia albanesa. Básicamente centra su discurso en el odio y con el odio moviliza a sus seguidores. En los últimos comicios consiguieron 51 escaños, 3 menos que el SDSM. Las encuestas muestran que los resultados de estas dos coaliciones serán muy igualados.


Los partidos albaneses tienen un gran papel en el parlamento macedonio. Para empezar, tenemos al BESA (5 escaños), un pequeño partido albanés que ha optado por primera vez a presentarse junto al SDSM. Por otra parte, hay dos partidos que aspiran a ser el mayor partido albanés: el DUI que tiene actualmente 10 escaños y una coalición entre el recién formado partido alternativa y la alianza para los albaneses (AA) que obtuvieron solo 3 escaños, pero las encuestas predicen un gran aumento de votantes. El DUI tiene fama de ser el “hacedor de reyes” de Macedonia ya que ha sido fundamental en todos los gobiernos para lograr formar mayoría desde hace 18 años. Este año el DUI se ha avalentonado y reclama que, para tener su apoyo, el primer ministro tendrá que ser de etnia albanesa. Para terminar, está el antiguo pero pequeño partido DPA, que sacó dos escaños y ayudó al SDSM a formar mayoría en las pasadas elecciones.


Por último, tenemos al Levica, un partido socialista que después del triunfo de los Levicas de Eslovenia, donde obtuvieron un 10% del voto y en Croacia, donde consiguieron el 7% de los votos y 7 escaños, 6 más de los conseguidos las últimas elecciones, decidieron participar en las elecciones macedonias. Este partido no está de acuerdo con el pacto de Prespa ni con la entrada en la UE, pero también se opone al nacionalismo del VMRO-DPMNE. Las encuestas dicen que no tendrá un éxito muy prominente, pero se cree que será suficiente para entrar en el congreso.

7 views0 comments

Recent Posts

See All